Misa en acción de gracias por San Arnulfo Romero Obispo y Mártir

Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua presidió este domingo 14 de octubre la Santa Misa en la Catedral de Managua en acción de gracias a Dios por los nuevos santos canonizados en Roma por el Papa Francisco particularmente por el Papa Pablo VI y por Monseñor Oscar Arnulfo Romero, Obispo y mártir salvadoreño. /FOTOS

 

En su homilía el señor cardenal manifestó su alegría por celebrar en esta fecha tan especial la canonización de estos hombres que gastaron su vida al servicio de la Iglesia y de su pueblo. Manifestando que la grandeza de la santidad es vivir en humildad reconociendo la grandeza de Jesús. “Las lecturas de hoy nos vienen a cuestionar a todos, el evangelio nos recuerda a esa persona que va corriendo a la persona de Jesús y se arrodilla lo que significa un reconocimiento muy especial de esta persona hacia Jesús. Muchas veces a nosotros nos cuesta arrodillarnos. Este hombre corre y cuando está frente a la persona de Jesús se arrodilla y le dice maestro bueno. Muchas veces a nosotros nos dicen usted es un obispo bueno, un sacerdote bueno o una persona buena y vemos eso como un halago y nos vamos creciendo, sin embargo Jesús que habla muy claro dice bueno solo Dios y por eso debemos imitarlo.”

 

En referencia a Monseñor Romero el Cardenal Brenes dijo: “Era un hombre humilde y sencillo, muy amigo del cardenal Obando. Yo muchas veces estuve como sacerdote en la oficina con el Señor Cardenal Obando y escuchaba como ellos se llamaban por teléfono y platicaban. El día de la muerte Su Eminencia Cardenal Obando no lo pensó dos veces y se trasladó al Salvador y me pidió que le acompañara y fuimos rezar un responso. Me da tanta alegría saber que hoy dos amigos están gozando en el cielo”.

 

La principal virtud para ser santos es dejarlo todo y seguir a Jesús con mucha humildad destacó el Cardenal Brenes. “A monseñor Romero se le reconoce su sencillez y humildad. Jesús es muy exigente, va más allá y nos dice deja todo toma tu cruz y sígueme. Hoy nos invita a dejarlo para seguir al Señor. San Oscar Arnulfo Romero lo dejó todo y se llenó de la persona de Jesús y del evangelio, acompañando a sus fieles anunciándoles la grandeza del evangelio. Muchas veces nosotros también podemos alejarnos de Jesús por preferir riquezas que nos impiden vivir la comunión con el Señor. Por eso debemos orar al Señor para que nos de humildad y nos de la capacidad de seguir a Cristo y tenerlo como el centro de nuestras vidas. La belleza, los bienes materiales, el poder, la soberbia, la prepotencia son riquezas que nos aprisionan y apartan de Dios porque nos hacen llenarnos de orgullo y sentirnos superiores a los demás. Ser santo como nuestro Padre Celestial es Santo solo se logra con la oración ya que es un don y una gracia que viene de Dios.”

 

Al finalizar su homilía el Señor Arzobispo de Managua pidió a los fieles: “Hoy pedimos la intercesión de San Arnulfo Romero para que todos seamos promotores de la cultura de paz y de diálogo, que poco a poco podamos hacer a un lado toda confrontación. “Les exhorto a todos los presentes a seguir rezando el Santo Rosario durante estos meses y ofrecerlo por cada una de nuestras intenciones.”

Reciba las noticias en su Email