Miércoles, 19 de agosto de 2009
Monseñor Brenes celebra su 35 aniversario de ordenación presbiteral
Erick Alvarado Cole, Lázaro Gutierrez B.
y Rodolfo José López


Monseñor Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, celebró su 35 aniversario de ordenación presbiteral con gran gozo. Primeramente el día sábado 15 de agosto, en la solemnidad de la Asunción, nuestro arzobispo presidió la celebración Eucarística en la parroquia de Inmaculada Concepción del municipio de la Concha. Los fieles católicos de esta parroquia invitaron a Monseñor Leopoldo para presidir dicha celebración, en ocasión del 35 aniversario de su ordenación presbiteral, a la cual asistieron miembros de su familia. Concelebraron la Eucaristía el Pbro. Marlon Pupiro (párroco de la Concha) y el Pbro. José Antonio (párroco de San Juan de la Concepción).

En un ambiente familiar monseñor se dirigió a los fieles durante la homilía, les agradeció por sus oraciones y muestras de afecto, señalando la importancia que tiene para un sacerdote el cariño de su pueblo. “Que hermoso que esta celebración se realice hoy, día de la Asunción, María siempre nos invita a ir tras Jesús, escucharle sólo a Él y hacer lo que Él nos diga…” Al finalizar la Eucaristía, los fieles tuvieron la oportunidad de felicitar a monseñor y expresarle sus muestras de afectos con cantos, música y mucha alegría.

Posteriormente, el domingo, 16 de agosto, el mismo día de su aniversario, Monseñor Brenes celebró también en la Catedral Metropolitana de Managua sus 35 años de vida sacerdotal en un ambiente de fraternidad, cariño y llena de feligreses proveniente de las diversas parroquias de la Arquidiócesis de Managua y parte del Clero Arquidiocesano. Su Excelencia Mons. Leopoldo Brenes, agradeció las muestras de aprecio que los fieles han venido manifestándoles durante estos cuatro años que lleva como Pastor de la Arquidiócesis de Managua y agradeció también a los presbíteros quienes lo han acompañado en su trabajo pastoral y han manifestado su comunión con él.

Durante su homilía Mons. Leopoldo Brenes dio gracias a Dios por permitirle la gracias de consagrarse como Presbítero en manos de Su Eminencia Cardenal Miguel Obando, también agradeció a su familia que le formó en los valores Cristianos, la obediencia y el amor a la Iglesia, agradeció de manera especial al presbiterio por aceptarlo desde hace 35 años y que lo vio nacer en el trabajo pastoral, agradeció también al clero de Matagalpa en donde realizó trabajo episcopal por 13 años y fue mencionando cada una de las parroquias donde realizó en algún momento de su vida sacerdotal trabajos pastorales: “ …considero que cada uno de ustedes son esos artistas que con su amistad han sido como ese cincel, que han venido grabando en mi persona lo que hoy soy, siento su cariño, su amistad, pero siento aun mas sus oraciones, mi mayor prueba de esto es irme desgastando día a día por el Señor y obteniendo esa respuesta de cariño y de amor de nuestros sacerdotes y también de ustedes los fieles sin distinción de color y de ideología social o política, para mí estos 35 años han sido momentos hermosos de entrega generosa al Servicio de Dios y su Iglesia …” Señalo Mons. Brenes en su homilía. Al finalizar la Santa Misa el Señor Arzobispo recibió el saludo de los fieles que con mucha alegría se acercaban para abrazar y saludar a su pastor y con las canciones del Mariachi Guadalupano que interpreto canciones como “amigo”, “El rey” y el tradicional “Felicidades en tu día”. La Eucaristía fue concelebrada por Mons. Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, Mons. Mauro, Secretario de la Nunciatura Apostólica y sacerdotes del clero arquidiocesano.

Concluyendo las celebraciones del 35 aniversario de ordenación presbiteral de Monseñor Brenes, los seminaristas del Seminario Mayor Arquidiocesano “La Purísima” también prepararon con gran entusiasmo, el día lunes, 17 de agosto, un pequeño homenaje que inició con la celebración eucarística presidida por Mons. Brenes en la capilla principal del Seminario. Las palabras de acogida estuvieron a cargo de un seminarista, donde se le expresó a monseñor el cariño y estima de parte de todos sus “hijos pequeños”, como él mismo llama a los seminaristas.

Monseñor Leopoldo, durante la homilía, compartió un poco su experiencia durante estos 35 años, desde que era seminarista, identificándose con los actuales seminaristas, hasta hoy que por gracia de Dios es el cuarto arzobispo de nuestra arquidiócesis. Fue un ambiente muy emotivo, lleno de alegría y sobre todo mucho cariño. Estuvieron presentes en dicha celebración, todos los sacerdotes que forman parte del equipo formador del seminario: Pbro. Guillermo Majewsky (rector), Pbro. Rodolfo Hurtado (prefecto de Teología), Pbro. Danilo Barahona (prefecto de filosofía) y el Pbro. José Ramón Alemán (director espiritual). Luego de la Eucaristía, durante la cena, se realizó un pequeño acto cultural, donde a través de cantos, baile y declamaciones, los seminaristas mostraron su afecto por Monseñor.

Contáctenos:

Curia Arzobispal de Managua
Sierritas de Santo Domingo, 400 mts. al Este.
Apdo. Postal C-68.
Managua, Nicaragua.

Tel: (505) 2276-0129 / (505) 2276-2436
Fax: (505) 2276-0130
Correo electrónico: info@curiamanagua.org